Noticias

Ronald McDonald’s cambia de look y debuta en redes sociales.

El popular payaso y rostro de la cadena de comida rápida más grande del mundo, Ronald McDonald’s, cambio su apariencia y debutó en las redes sociales.

Según informa la cadena NBC, un pantalón con bolsillos a los costados amarillo, una chaqueta roja “para ocasiones especiales”, un retoque en el pelo y la participación del payaso en las cuentas oficiales de McDonald’s, son los cambios estratégicos con los que especialistas de marketing de la compañía de comidas rápidas procuran revertir su baja en las ventas de -1.7% en 2013.

“Selfies… aquí vengo!”, dice el payaso en el anuncio que publicó McDonald’s en sus cuentas de redes sociales. La idea es relanzar al ícono a nivel internacional: “Es un mundo enorme, y a partir de ahora, vaya donde vaya y haga lo que haga, estoy listo para demostrar lo divertido que es hacer que pasen cosas grandiosas”.

Vía Terra.cl

Nueva tecnología crea cintas con el espacio de almacenamiento de más de 3 mil Blu-rays

TOKIO.- La época dorada del cassette en la música ya pasó, pero la tecnología sigue presente en el mundo del almacenamiento de información. No es el método más rápido para guardar información, pero sí uno de los más confiables, por lo que el almacenamiento en cintas magnéticas todavía es un mercado importante.

Por lo mismo, el desarrollo anunciado por la compañía japonesa Sony llama tanto la atención. Según reveló en su sitio web, una nueva tecnología permitirá aumentar dramáticamente la cantidad de información almacenada en una cinta. Específicamente, se podrán guardar 148 GB por cada 6.45 centímetros cuadrados (o una pulgada cuadrada).

Según Sony, esto se traduce en unos impresionantes 185 TB de datos en una sola cinta, lo que corresponde a cerca de 3.700 veces la capacidad que actualmente ofrece un disco Blu-ray de doble capa.

El desarrollo de la empresa nipona corresponde a una capa magnética que incluye partículas magnéticas y una orientación uniforme de los cristales.

El récord anterior de almacenamiento en cintas magnéticas era de 29,5 GB por 6.45 centímetros cuadrados. Esta capacidad ya había hecho que el mercado del almacenamiento en cintas creciera, es de esperar que el desarrollo de Sony lo impulse aún más.

La compañía no anunció fechas para una posible llegada a tiendas, aunque sí indicó que seguirá trabajando para comercializar esta nueva generación de almacenamiento en cintas.

Vía Emol.com

Los fantasmas de la publicidad, o el street art surrealista de Marco Rea.

La fotografía publicitaria, y en especial la vinculada al mercado de la moda y la cosmética, suele ser una fotografía aséptica, demasiado limpia, orientada a comunicar un rostro de proporciones perfectas, agradable a la vista, convenientemente retocado con Photoshop para añadir brillo, reducir sombras y transmitir un aura que quiere parecer divina aunque en realidad sea de lo más mundana y reconocible. Pero a ese tipo de fotografía se le puede dar la vuelta, como si fuera un calcetín, precisamente para que muestre todo lo contrario: una sensación imperfecta, incluso espectral. Ese es el punto de partida de Marco Rea, un artista italiano (nacido en Roma en 1975; todavía reside ahí y exhibe en diversas ciudades de Europa y Estados Unidos con regularidad) que utiliza una técnica muy particular para darle una nueva dimensión surrealista a los rostros bellos: el spray típico del graffiti aplicado al cartel publicitario.

Dice el propio Rea que su objetivo es encontrar un punto de coincidencia entre el surrealismo pop y el street art, como si Banksy y Trevor Brown colaboraran en un mismo proyecto, aunque también reconoce influencias de Francis Bacon y Edgar Allan Poe. Y parte de su trabajo, que puedes ver a continuación, consiste precisamente en eso: en tomar fotos convencionales, robadas de anuncios de perfumes o portadas de revistas de moda mainstream, para aplicarles capas de sombra y colores pálidos que transforman a las modelos —famosas o anónimas, tanto da— en heroínas góticas, en personajes de cuento de Sheridan LeFanu. “Me gustan las mujeres en sus momentos más privados, cuando están perdidas en sus pensamientos, sueños y exploraciones intelectuales; cuando están atrapadas en su espacio mental”, explica Rea. Su obra se divide en ‘pensieri carnali’ (pensamientos u obsesiones carnales), ‘artworks’ (el diseño de sus propios carteles) y ‘work in progress’, que es la manera que tiene de llamar a sus remixes de fotos publicitarias llevadas a los códigos del fetichismo y lo surrealista. Lo agradecerán tus ojos.

Vía playgroundmag.net

 

La chica que ridiculizó (y mucho) a sus acosadores de Tinder

Tinder es una aplicación que da mucho juego, pero tiene efectos colaterales bastante cutres. A menudo, las chicas que usan esta app para ligar deben enfrentarse a comentarios soeces y fuera de tono de los usuarios varones. Un poco como sucede con los chats e incluso en la calle, donde deben soportar piropos y comentarios indeseados.

Este es el caso de la artista Anna Gensler que, cansada de recibir mensajes obscenos, peticiones de fotos y opiniones sobre su físico, decidió tomar represalias: “Fue lo más básico y posiblemente inmaduro que podía hacer, era completamente perfecto”, ha dicho a Buzzfeed.

Su venganza consistió en caricaturizar (para mal) a los hombres que la habían ofendido: les dibujaba tripa y el pene pequeño, y los rodeaba de las gentiles frases que le habían mandado a través de Tinder. Gensler empezó a publicar esas piezas paródicas en su cuenta de Instagram como respuesta a sus aduladores: “Estos chicos son inmaduros y se comportan como adolescentes, pero cuando se dirigen a las mujeres resultan ofensivos. Lo mismo puede decirse de estos garabatos”. Así, Gensler juega con el sentimiento de superioridad y el desprecio, que pueden disfrazarse de halago o supuesto interés.

Al comprobar el éxito de sus pequeñas vendettas gráficas, Anna Gensler no se detuvo allí: empezó a mandar sus dibujos a sus ‘musos’ y a publicar sus reacciones enfurecidas. El ridículo y el valor de cada ilustración aumentó de forma exponencial con esta ampliación interactiva, ya que los chicos se enfaban y la insultaban.

¿Nos comportamos chicos y chicas de una forma distinta en las aplicaciones y páginas para ligar? ¿Por qué se dan esas diferencias? Este proyecto artístico espontáneo no ha permitido a Gensler entender por qué hay tantos hombres que se comportan así en las redes sociales y qué les hace creer que pueden dirigirse así a las chicas: “Siento que las chicas recibimos  una gran cantidad de mensajes y contactos en aplicaciones, no ocurre lo mismo con los chicos. Una puede pensar que para ligar hay que intentar decir algo bonito o inteligente, pero supongo que no es así”.

Tinder puede ser una muestra de cómo la cultura del acoso callejero ha llegado a las aplicaciones, o de que muchos usuarios sustituyen las webs pornográficas por plataformas sociales en busca de una experiencia más real.

Vía Playgroundmag.net