Facebook lanza su nuevo servicio de mensajes para competir con WhatsApp

Nadie quiere dar ventajas a sus rivales y menos en un suelo tan movedizo como el de los chat para celulares. Pensando en acortar la ventaja que lo separa de WhatsApp, desde hoy Facebook actualiza su herramienta de mensajería instantánea, a la que ahora bautizó Messenger y con la que pretende dar el gran salto.

Con la clara intención de seducir a esa porción de los 1.190 millones de usuarios (en Argentina ya son más de 20 millones) que todavía no descargaron la aplicación y que seguro utilizan algún otro servicio, Messenger salió con un diseño menos amontonado y aireado, que se aleja de la versión recargada que ofrecía hasta el momento.

Como la función básica es el envío y recepción de mensajes, se buscó que este intercambio sea mucho más inmediato. Bajo la foto del contacto hay un ícono circular en el que indica si la persona con la que se está conversando lo está haciendo desde la aplicación Messenger o desde la versión web. Para que todo sea más armónico, las fotos de perfil son mostradas en círculos de mayor tamaño.

Para ampliar el alcance de esta herramienta de comunicación, no es necesario tener una cuenta en Facebook. Basta con saber el número telefónico de la persona a la que se desea contactar.

Como la intención es simplificar la apariencia y esquivar funciones que poco aportaban, el desplazamiento es más simple. Al deslizar el dedo hacia la izquierda o derecha se pueden encontrar las conversaciones recientes, así como los contactos frecuentes y acceso a la configuración del software.

La aplicación, que ya puede ser descargada para equipos con iOS (el sistema operativo de Apple) y Android (el de Google), mantiene una estructura básica para ambas plataformas, pero tomando en cuenta las características de diseño propias de cada una. Quien tenga la versión anterior, sólo tiene que bajar la actualización.

En los últimos tiempos los adolescentes están dejando de lado las redes sociales tradicionales para volcarse a las aplicaciones de mensajerías. La propia Facebook lo reconoció al señalar que veía una “disminución de usuarios diarios, sobre todo entre los adolescentes”. La principal causa de esta migración es que los usuarios buscan otra manera de socializarse, más privada, fuera del alcance de sus padres, pero también de amigos lejanos o simplemente conocidos.

El problema que detectó Facebook es que el medio social es el punto de encuentro de familiares que comentan las fotos del muro. Los jóvenes detectan que ya no es el lugar para actualizar su perfil y hacer comentarios audaces.

El éxodo apunta hacia otros mensajeros. El líder en este sector es WhatsApp, que suma un total de 350 millones de usuarios. El Line siguen con 300 millones y más abajo esta el WeChat con 237 millones. A estos hay que sumarle el BlackBerry Messenger, que obtuvo 10 millones de descargas en tan sólo 24 horas y en su primer semana cosechó 20 millones de seguidores. La pregunta que muchos se hacen es si Facebook trasladar su potencial al Messenger. Todavía está por verse.

Vía Clarin.com

Deja un comentario